¿Cómo presenta Nintendo sus nuevos productos en internet?

Los Nintendo Direct son un ejemplo de éxito en comunicación de producto en internet

Seguro que si te digo las palabras champiñón y fontanero te vendrá a la mente Super Mario Bros. Nintendo es una compañía bastante curtida en el sector del videojuego y ha sido arriesgada y pionera en numerosas ocasiones. Pero la japonesa no sólo ha propuesto nuevos conceptos en el campo de la jugabilidad, pues el caso de Nintendo es un ejemplo de empresa que ha sabido adaptarse a los cambios y utilizar internet a su favor para anunciar sus nuevos productos.

En primer lugar, un poco de contexto. El sector tenía -o tiene- por costumbre anunciar nuevos videojuegos con mucha antelación, mostrando periódicamente vídeos con los últimos avances en el desarrollo de los mismos. Por ejemplo, si una compañía anunciaba un nuevo juego en el año 2008, era frecuente -y lo sigue siendo- que en los sucesivos dos o tres años viéramos imágenes de este mismo juego con mejoras gráficas o conceptuales, hasta que el juego salía a la venta. Esta estrategia logra bastante repercusión mediática porque los fans siempre quieren ver cómo va el desarrollo de su juego más esperado, pero tiene un inconveniente: si el juego se retrasa, sus seguidores se frustran. Si los retrasos son cortos, no hay demasiado problema, pero si se suceden en el tiempo se desemboca en una situación de hartazgo. Cuando el desarrollo de un juego se demora entre cinco y diez años, es difícil mantener una imagen positiva del proyecto. ¿Y esto qué tiene que ver con la comunicación? Sigue leyendo.

Estos vídeos sobre el estado del desarrollo se proyectaban -se proyectan- en presentaciones más amplias, multitudinarias, emitidas en directo por internet y otros soportes. Son grandes eventos que cuestan muchísimo dinero a las compañías que los organizan no sólo por la cuestión técnica, sino también porque muchas de ellas contratan artistas y espectáculos para intentar conseguir un impacto mayor. Pueden realizarse en ferias y competiciones de videojuegos, pero también hay presentaciones independientes.

¿Qué ha hecho Nintendo de diferente?

La compañía nipona ha tomado dos importantes decisiones que cambian sustancialmente la manera en la que presenta sus juegos. La primera consiste en reducir lo máximo posible el tiempo de espera entre el anuncio del videojuego y su fecha de lanzamiento. Al presentar los juegos con una antelación de meses, se reducen las especulaciones sobre su desarrollo y se evita que los usuarios se frustren ante eventuales retrasos. En ocasiones, sí anuncian que determinado juego está en desarrollo, pero no muestran su aspecto hasta que queda poco para su lanzamiento.

La segunda forma de desmarcarse al anunciar sus juegos es el formato de presentación. Cuando lo habitual era realizar grandes eventos con importantes inversiones en la parte técnica, Nintendo decidió optar por una vía distinta y creó lo que se conoce como Nintendo Direct. Consiste en la emisión en directo y por internet de un vídeo pregrabado, de montaje ágil y dinámico, que presenta los videojuegos que saldrán a la venta durante los próximos meses. Nadie sabe qué se va a presentar porque todas las personas interesadas en la compañía –stakeholders, periodistas incluidos-, reciben la información al mismo tiempo. El hecho de que la comunidad de fans reciba la información directamente de la compañía sin depender de intermediarios -como pueden ser los medios de comunicación-, otorga una imagen de cercanía, de estar con los pies en la tierra. Para que esta estrategia funcione y se genere la expectación deseada, es necesario un secretismo extremo.

El secretismo está resultando ser asombrosamente efectivo para la compañía de la vida extra. En primer lugar, los Nintendo Direct se anuncian con muy poco tiempo de antelación: uno o dos días máximo. Es verdad que los Direct se realizan periódicamente y que un fan puede intuir cuándo va a ser el siguiente, pero la compañía no dice ni mu hasta bien pocos días antes de la emisión, precisamente para que los fans se ahorren las largas esperas. En segundo lugar, se opta por el secretismo para impulsar la sorpresa en el contenido. Todos los Nintendo Direct suelen tener uno o dos anuncios importantes, inesperados e impactantes. Esto genera reacciones muy positivas entre la comunidad fan y ha propiciado que muchas personas emitan por Youtube sus propias reacciones a estos anuncios, lo que genera más impacto y por tanto más compromiso –engagement-. Todo un fenómeno.

También las redes sociales convierten este secretismo en una constante especulación. No dejan de aparecer usuarios que aseguran conocer el contenido del siguiente Nintendo Direct y comparten supuestas filtraciones. La mayoría de ellas no tiene ningún tipo de validez -son falsas-, pero no deja de ser más conversación sobre la compañía que refuerza su presencia en internet. Incluso la propia Nintendo podría desviar estas especulaciones haciendo filtraciones falsas con el objetivo de mantener intacta la sorpresa de sus presentaciones -no digo que lo haga, pero podría hacerlo-.

Unos contenidos que van más allá de la publicidad

Por lo general, los Nintendo Direct son vídeos en los que se anuncian nuevos productos. Algunos usuarios comentan en internet que no dejan de ser publicidad, pues son emitidos por la propia Nintendo y por tanto tienen un claro tono positivo. Sólo los fans no incondicionales hacen esta diferencia, ya que los que sí lo son no lo ven así. Sin embargo, en ocasiones la compañía nipona va más allá y realiza emisiones con un contenido que cubre aspectos mucho más específicos sobre algunos de sus juegos. Un ejemplo es el del videojuego Smash Bros Ultimate, del que se han hecho varios Direct exclusivos en los que se han tratado conceptos jugables, nuevas mecánicas y movimientos, personajes, escenarios… Creo que es un ejemplo de cómo vender bien un videojuego, ya que la explicación sobre estos detalles ha sido muy exhaustiva y aclamada por los fans.

Y es que el caso de los Nintendo Direct no es aplicable a cualquier empresa precisamente por la inmensa comunidad fan que la compañía tiene alrededor de todo el mundo. Sin una amplia base de seguidores fieles, es imposible obtener buena repercusión a través de esta estrategia. De hecho, la comunidad de aficionados a los videojuegos es bien extensa en internet y las principales plataformas de vídeo tienen secciones especializadas en ello. Siendo la producción audiovisual de contenidos sobre videojuegos tan fácil, ya que gran parte del material utilizado en edición proviene de imágenes directas del juego, no es de extrañar que hayan aparecido tantos canales de Youtube -entre otras plataformas- sobre el tema.

El aperturismo hacia la monetización de los vídeos

En un principio, Nintendo no reconoció las ventajas de que los usuarios hicieran vídeos con imágenes de sus propios juegos y decidió no permitir que éstos ganaran dinero con sus creaciones alegando una violación de sus derechos de propiedad intelectual. La preocupación era que los usuarios se dedicaran a ver estos vídeos en internet en vez de comprar el videojuego para consumo propio. No consideraron la virtud de obtener repercusión gratis en internet a través de ellos, algo que parece estar empezando a cambiar.

La compañía ha decidido modificar su estrategia respecto a los influenciadores. No solo les envía videojuegos de prueba y merchandising, sino que ahora también les permite ganar dinero con sus vídeos en las distintas plataformas siempre y cuando éstos incluyan su propia creatividad. Vamos, que los vídeos se pueden monetizar siempre y cuando el usuario, además de material en bruto del juego, incluya otros elementos como voz en off, imágenes de él mismo, una historia complementaria o guión sobre un tema más general, u otros. En principio, este cambio de estrategia parece acertado porque incentiva la utilización de imágenes de los juegos de Nintendo en vídeos creados por terceros. De esta manera, se consigue más repercusión porque los materiales aparecen en más pantallas y canales. Si los aficionados se cansarán de jugar y preferirán ver cómo otros juegan, el tiempo lo dirá, pero de momento la conocida como Gran N se está asegurando una excelente repercusión entre su público objetivo en la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *